miércoles, 18 de febrero de 2009

LA GLOBALIZACIÓN EN PAÍSES EN VÍA DE DESARROLLO



LA GLOBALIZACIÓN EN PASÍSES EN VIA DE DESARROLLO


La globalización se puede ver como un proceso de acercamiento físico entre los países y los pueblos del mundo en términos de comunicación, comercio y cultura, aunque en principio la globalización pretende entenderse en todos los países del globo, e incluirlos en un intercambio equitativo de materias mundiales; crea una brecha importante entre los actores poderosos y los subdesarrollados. Los países en vías de desarrollo al contrario de los países desarrollados temen a la globalización por lo que no aprovechan los beneficios industriales y por lo tanto tampoco los beneficios económicos que esta representa.

Una de las estrategias que los gobiernos de los países en vía de desarrollo pueden seguir es la negociación de tratados de libre comercio con un país o un bloque más grande, como EEUU o la UE, para aprovechar las ventajas de un mercado más espacioso. La ampliación del mercado externo estimula la economía local y permite mejorar tanto el empleo como los ingresos fiscales. Y produce efectos positivos adicionales en la medida que también facilita la inversión extranjera.

Para la Globalización, cada país se dedica a producir aquello en lo que tiene mas ventaja comparativa puede exportar sus excedentes de producción y con el ingreso de divisas, importar todos los otros bienes que necesita para el consumo, así, al final todos los consumidores del mundo se benefician porque cada uno se dedica a producir donde tiene mayor eficiencia a costos mas bajos.
Las compañías se fusionan para obtener capital y poder competir unos con otros. La reubicación de las industrias está motivada por factores que les facilitan reducir sus costos, como lo son los laborales, que en los países subdesarrollados existe un desnivel que no existe en los que se encuentran desarrollados, al igual que los costos impositivos son menores debido a las exenciones de estos que les son otorgados a las zonas francas y también los costos ambientales en donde en países desarrollados podrían verse limitados por las fuertes medidas que rigen a través de los tratados de integración.

Con la Globalización, los países en vía de desarrollo pueden obtener una serie de beneficios como: aumento de empleo, transferencia tecnológica, calidad y precio de bienes y servicios, así como la presión a desarrollar instituciones educativas, sociales y políticas que mejoren la productividad y la institucionalidad.

Los países subdesarrollados en donde hay muy pocas ventajas competitivas, deben esforzarse aún más por prepararse, ser más cualificados mentalmente, ya que la globalización es una clara tendencia de los países desarrollados a la reubicación de sus industrias en los no desarrollados, para reducir así sus costos de mano de obra, que normalmente tienen un costo más bajo. Deben prepararse más, aprender a relacionarse sin importar el idioma, ni las fronteras y ser más competitivos.

Hoy en día la globalización es inevitable y es una meta que, de manera individual, cada cual debe proponerse alcanzar. Todos tenemos que responder a ella, tanto individual como institucionalmente, en otras palabras, el rechazo a la globalización no es una opción en el mundo actual. Para los países en vía de desarrollo, entonces, el reto es cómo y de qué forma aprovechar sus elementos positivos y reducir los efectos negativos

Por: Jennifer Vargas